Los días en los que viví peligrosamente… (II)

Mientras el cirujano Bruno Pacillo me relataba, sin perder su inquietante sonrisa, como transformaba la excelente materia prima patria en carne de Miss Universo a base de rellenos estratégicamente ubicados, mi mirada recorría la colección de fotografías de famosos que empapelaban las paredes de su no menos inquietante consulta. Rostros de personajes, muchos de ellos españoles, que posaban en actitud amigable con Pacillo. “¿Pacientes suyos?”, pregunté cómo quién no quiere la cosa.  “Digamos que viejos amigos. Mis clientes son mis secretos de confesión, pero mira a tu alrededor y saca tus propias conclusiones”, respondió. Y sin decir nada, lo dijo todo. De regreso al hotel, otra vez los disparos. Y otra vez ese ruido ensordecedor de las masas tomando las calles. Y yo, aterrada observando la escena desde la planta décimo algo de mi colosal hotel, rogando a Miguel Ángel Mellado, director del MAGAZINE, que me sacara de allí lo antes posible. Pero Mellado tenía dos noticias que darme. Una buena y una mala: “La mala: el aeropuerto está cerrado y no puedes salir del país. La buena, Ramy, el corresponsal en América Latina, está ya en Caracas”. Lo sé. En aquel momento debería de haber dado palmas con las orejas ante la oportunidad de narrar en primera persona la revuelta de un país, pero estaba tan tocada por la experiencia de periodista infiltrada que mis fuerzas andaban muy escasas. No hacía ni un mes que había salido ilesa de una situación, como poco, comprometida y ya estaba metida en otra peor aún. Pero la llegada de Ramy fue mi salvación. Las calles seguían ardiendo. Los ranchitos, en plena ebullición. Pero yo me sentía a salvo. Cuál trío calavera, Ramy, Rafael y yo recorrimos la ciudad, desde los rincones más humildes hasta la ultralujosa urbanización La Castellana. Y nos dimos cuenta de que, como en toda en la vida, la revolución, las filias y las fobias por Chávez, también iban por barrios… Continuará…

Anuncios

Un comentario en “Los días en los que viví peligrosamente… (II)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s