La vida sigue igual…

Pero un reportaje no te cambia la vida… Si no quieres. Y yo no quise. Porque lo nuevo sólo era diferente a lo antiguo, no mejor. Y, tras ser portada del Herald Tribune, noticia en el New York Times, entrevistada en directo para la CNN y varias emisoras de radio de Japón, Argentina… me detuve a reflexionar sobre mis perspectivas profesionales reales. O sea, ninguna. Así que feliz como una perdiz regresé a mi sitio en AULA como si nada hubiera pasado. Con mi cuenta bancaria sin apenas movimientos y sin perspectivas de mejoras laborales a la vista. No aprendí a desfilar. Y, gracias a una bronca a tiempo con mi hermano, no me operé la nariz. Mi reportaje, el de todos mis compañeros de EL MUNDO TV, recorrió el planeta. Dicen que hicimos Historia. También, pasta’. Y una película, que dejé de ver a los cinco minutos de empezar. No me arrepiento, pero no repetiría. Aunque la experiencia me sirvió como tratamiento de choque para curarme una enfermiza timidez que siempre me cerró muchas puertas. El resto me lo quedo para contárselo a mis hijos… cuando puedan entenderlo. 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s