Sin miedo se llega más lejos…

Imagen

Aquella mañana de 1967, Kathrine Switzer salió de su residencia de estudiantes sin saber que, al regresar, ya nunca sería la misma. Hacía frío. Nevaba. Por eso, en lugar de lucir los pantalones cortos con lo que solía entrenar, decidió no quitarse el chándal. Camuflada bajo la amplitud de su atuendo deportivo, la joven de 20 años pasó desapercibida en la línea de salida. Nadie se percató de, entre todos los participantes del Maratón de Boston, se había ‘colado’ una mujer. Nadie hasta que un juez la descubrió y, lleno de ira, se lanzó sobre ella para intentar echarla de la carrera. No lo logró. Y, luciendo su mítico dorsal 261, Kathrine se convirtió, aquel gélido día, en la primera mujer en correr un maratón, rompiendo todos los tabúes y prohibiciones. No se le cayó el útero. Ni le salió bigote. Marcó un hito en la Historia del atletismo y el inicio de una trayectoria vital marcada por la superación.

Hoy a sus 66 años, sigue corriendo. Conserva, en sus chispeantes ojos azules, la ilusión por el deporte de aquella joven veinteñera. Y un cuerpo ágil y esbelto. Sin cirugías, sin dietas, sin bótox. Ella es la prueba andante de que..

  • No tenemos nada qué temer…
  • Si se quiere, se puede…
  • Somos más fuertes de lo que pensamos…
  • Siempre hay tiempo para cuidarse y nunca es demasiado tarde para empezar…
  • Se puede envejecer sin perder jamás el espíritu que nos dio alas en nuestra juventud…

Los sueños se pueden alcanzar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s